Lucy Patané | Ramón

Lucy Patané es música, productora y multinstrumentista. Con un largo recorrido por la música independiente argentina (que incluye a La Cosa Mostra, Las Taradas, El Tronador, haber sido guitarrista de Diego Frenkel y un hermoso álbum a dúo con Marina Fages titulado El poder oculto) en 2019 editó su primer disco solista: Lucy Patané. Hace pocas semanas lanzó un EP con dos piezas instrumentales que se llama Ramón. Aquí la charla para escuchar.



Lucy Patané no tiene piano en su casa. Por esa razón, siempre que encontraba uno en alguna casa amiga se sentaba y probaba dos “obritas” que tenía guardadas en algún rincón de su cabeza musical. Una es Ramón y la otra Provincia de Mercedes. Hasta que un día de 2018 decidió grabarlas. Alquiló unas horas en el estudio Cosentino el día previo a que cerrara sus puertas (“uno de los pianos más maravilloso que hay en el país estaba ahí”) y encaró acompañada por Santiago Martínez y a Mene Savasta en sintetizadores, Pablo Hadida el lapsteel y Pedro Bulgakov en tablas. “Fue todo muy improvisado”, recuerda en conversación por Jit.si a cámara apagada. Ahora forman parte de un EP editado en cuarentena que está entre lo más inspirado de este 2020.


Las dos composiciones tienen un poder oculto. Provincia de Mercedes es un solo piano con una construcción melódica muy delicada. Empieza lento y acelera su ritmo como quien escapa de algo que la persigue. Su pulso es totalmente orgánico y perece ir encontrándolo en la propia toma. Hacia el final vuelve al motivo y al tempo inicial. Ramón es una composición sentida que tiene el agregado de que en YouTube se puede apreciar el momento en fue registrada la toma definitiva. Allí están lxs músicxs presxs de una conexión solo explicable cuando la música está atravesando (y uniendo) cada unx de lxs cuerpxs que resuenan al momento de dar vida a esa pieza única e irrepetible. Se ve en sus caras y se escucha en el master que está disponible en las plataformas on line. “El tema Ramón quedó improvisado. Yo les mostré la melodía que es bastante sencilla, hicimos un par de improvisaciones bastante largas que yo acorté, porque duraban como 12 minutos. Y la sonoridad medio inclasificable es por el aporte de las personas que elegí, que vienen de distintos estilos musicales”.

Hay una razón por la que ninguna de las dos entraron en el primer disco solista: sintió que no tenían nada que ver con su sonido. “Era otro lenguaje, otra cosa, no eran del mismo relato”, reconoce Lucy, lo que significa que había un universo (también sonoro) que no era compatible. Es que especialmente Ramón tiene un relato propio: “Ramón fue un perro con el cual yo tuve que aprender a convivir. Era un perro con mucha personalidad y nuestras personalidades chocaban mucho. Un perro hermosísimo. Cuando muere me llega un mensaje por celular. Yo estaba justo frente a un piano en una quinta y me salió esa melodía, esa improvisación. La grabé en el celular y en un momento hasta pensé que esa tenía que ser la grabación que quería mostrar”.


La cuestión es que estuvieron guardadas en su computadora buscando el momento de darlas a conocer. El encierro producto de la pandemia vino al pelo para mostrarlas, confiada en que no se iba a perder en el basurero de ceros y unos que nos abduce cada día, algo en lo que Lucy viene reflexionando con bastante intensidad: “Cuando publicás alguna obra tenés que ser bastante ordenada, sólo hablar de eso y que la gente entienda. Si hablás de otras cosas la gente se pierde, pese a que todo está a un clic”. El EP instrumental se completa con el hermoso bordado de Ramón realizado por Fradi que funciona como tapa del disco. “Fradi jamás conoció al perro y le sacó la actitud exacta”.



A pesar de su trabajo como productora y su costumbre a moverse dentro de los estudios de grabación, la artista nacida en el conurbano bonaerense reconoce que hay una serie de condicionamientos -léase económicos, de tiempo, de inspiración- que pueden atentar contra una canción: “Punto número uno: es difícil grabar. Es difícil grabar un instrumento que no es el que más dominás. Yo tengo onda con el piano pero no soy pianista, no tengo el toque de pianista. Ese es un piano muy increíble y los instrumentos buenos también resaltan las desprolijidades”.


- ¿En el balance entre técnica y emoción por cuál te inclinás?


- Depende lo que se busque. Los estados de ánimo afectan al tocar y al interpretar. Yo busco eso y en mi vivencia de grabar y de tocar me doy cuenta que toco mejor cuando estoy enojada o cuando estoy triste, porque aparece una especie de impunidad. Los solos de guitarra son mejores cuando estoy enojada. Son estados que ayudan o pueden generar una catástrofe a la hora de grabar. Por eso como productora soy bastante cuidadosa, sobre todo cuando se trata de primeros discos de personas que nunca entraron a un estudio, porque es fuerte entrar a un estudio y grabar. Con el tiempo uno le saca la solemnidad y empieza a perder un poco de peso. Yo estoy atenta a la pérdida de emoción e intento siempre buscarla desde algún lugar.


"La magia de la edición genera una música que después no la podés tocar en vivo. Yo trato de no ser ese tipo de productora, de no inventar un producto que después no lo puedas tocar”.

Su primer disco Lucy Patané (2019) llegó después de más de una década de tocar compartiendo banda con otrxs y de producir discos ajenos. Es, además, el testimonio de su fe en el formato disco (conceptual). Su recorrido pasa por el folk, el rock, el noise y lo experimental. “La pasé bien y la pasé mal -confiesa. Lo odié, fue como un exorcismo. Casi no quise editar, quise hacer siempre tomas enteras de las cosas. Para grabar Aterrizaje con la guitarra de 12 cuerdas estuve tres días en total. Creo que hice como setenta tomas, una locura. Pero no la edité, quedó la toma entera. Tener esa posibilidad de grabar así también te entrena, ¿viste? Yo sé que si la pude grabar de una toma es porque la voy a poder tocar en vivo. Porque pasa eso: la magia de la edición genera una música que después no la podés tocar en vivo. Yo trato de no ser ese tipo de productora, de no inventar un producto que después no lo puedas tocar”.


Dice que a pesar de tener un disco editado en 2019 y este EP en 2020, la pregunta por lo que está por venir es cada vez más habitual y eso la incomoda un poco. “Temas nuevos tengo, pero eso no es un disco. Y hay gente que me dice que lo saque en single, pero ¿dentro de qué situación?, ¿sólo porque hay que generar contenido?”. Su creencia en el formato disco -casi como quien se aferra a su propia educación sentimental- no va en detrimento del single. “Un single queda más perdido en las playlist, no sé… Quizás le tengo que encontrar más la vuelta al poder del single. Yo creo que les funciona a ciertos artistas y a otros no nos funciona o no tenemos encarada esa manera de mostrarnos hacia afuera. El single es generar contenido y tener a la gente siempre atenta a que estás por hacer algo. A mí me cuesta ese ritmo, no sé si quiero que la gente sepa qué estoy haciendo todo el tiempo. Ya saqué el disco y saqué Ramón, ¡es un montón! Cuido mucho lo que doy, me gusta que sea con peso”, tira como al pasar (aunque valdría detenerse en esa palabrita: peso).


En la hora de charla que mantuvimos hablamos de su identidad conurbana, de Mike Oldfiel y King Krimson, nos preguntamos si a la música hay que entenderla y le consultamos si cree que lo novedoso de la época es la canción hecha por mujeres, trans y no binaries, tal como nos dijo hace unos meses atrás Romina Zanellato. “Hay una música muy interesante que en realidad está hace tiempo, porque estamos dando vueltas hace años, no es que aparecimos ahora. Es cierto que están apareciendo pibas nuevas incentivadas por tener más referentes arriba del escenario. Y sí es un momento confuso para los varones, me parece que no encuentran un discurso interesante desde donde abordar sus letras”, dijo y al toque remató: “Igual, a mí me sorprende que me sigan preguntando por el rol de la mujer en la música. ¿En serio lo tengo que explicar yo?”.


  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com