FRANCISCO MÁRQUEZ | Un crimen común

Un crimen común es la nueva película de Francisco Márquez. Se estrenó hace dos semanas y aún se puede ver en algunas salas de cine en localidades que se encuentran en Fase 4. Si la ponemos a dialogar con su ópera prima La larga noche de Francisco Sanctis (realizada junto a Andy Testa) hay una clara continuidad entre la inoculación del miedo y del terror durante la dictadura, y los efectos de ese miedo 40 años después en el cuerpo de una docente universitaria de clase media. Abajo la charla para escuchar.


Brevemente: Cecilia (Elisa Carricajo) es profesora de sociología en la Universidad y vive sola con su hijo en una casa en un barrio residencial. Una noche de tormenta Kevin, el hijo de la empleada doméstica que trabaja en su casa, toca la puerta con desesperación. Ella se asusta y no le abre. Al día siguiente, por la televisión, se entera de que el cuerpo de Kevin apareció muerto en el río a manos de la Gendarmería.


Es un miedo atávico el que la toma a Cecilia. Uno que tiene sus raíces en la dictadura y más atrás, en la fundación misma del Estado Nación argentino. Miedo de clase media, tan de todxs, tan hecho cuerpo. “Se trata de pensar nuestras propias contradicciones -dice Francisco en diálogo con Patologías Culturales. La protagonista tiene un discurso y una manera de ver el mundo bastante crítica, inclusive buscando cierta empatía con los sectores populares. Lo que ocurre es que hay algo de la sociedad en la que vivimos que está totalmente internalizado y ahí claramente opera una cuestión de clase que es bien fuerte. Me parece importante pensar, reflexionar e incorporarlo a nuestro discurso”.


Parado en esa contradicción y sin sacarse del medio, Márquez construye una película a partir de los gestos mínimos de Elisa Carricajo, cuyo personaje se va derrumbando a medida que le cae la ficha de lo que hizo. Un acto con consecuencias terroríficas que al mismo tiempo en que decide no abrir la puerta sepulta años de formación y quizás también una manera de pararse frente a las desigualdades del mundo. ¿O no es así? ¿Conviven en nosotrxs ambas cosas? Se trata de una reacción ante el miedo que deja a Cecilia en una intemperie emocional en la que su cuerpo expresa mucho más que lo que pueda decir con palabras.


“Hay algo que se expresa de una manera física y tiene que ver con el derrumbe de ese mundo que tenía construido la protagonista", señala Máquez. "Hay un quiebre muy grande y a partir de ahí la palabra toma otro sentido y el cuerpo aparece en primer plano. Elisa dice que para ella fue una actuación documental. Esto quiere decir que casi no ensayamos. Sí hablamos un montón, nos juntamos a hablar del guion, de su personaje, de la vida, de cómo nos sentíamos nosotrxs con ese conflicto. A mí me interesa trabajar cómo ese conflicto tiene que ver con las personas que le ponen el cuerpo. No con Cecilia, sino con Elisa. No es que Elisa interpreta el personaje que estaba en el guion, sino que hay un encuentro entre Elisa y el personaje que está en el guion. De ese encuentro surge lo que después aparece en la pantalla. Entonces, confiábamos mucho en que si las sensaciones que atravesaba el personaje estaban en nosotrxs, al momento de filmar eso iba a fluir e iba a ser más interesante que si ensayábamos. ¿Cómo ensayar eso? Pienso en la última escena; el guion dice: ‘Ríe, llora, grita’. Y me acuerdo que Elisa antes de subir al juego me dice: ‘Yo quizás me subo y no pasa nada de todo esto’. Y bueno, había tal confianza en que lo que le estaba sucediendo ahí era real, que iba a estar bien sea lo que sea, porque había algo que era verdadero. A Elisa le pasaban un montón de cosas, su compromiso emocional, afectivo y físico con la película es enorme y yo creo que se ve en la pantalla”.



En Un crimen común Cecilia dialoga con Nebe, la mamá de Kevin en la ficción, al mismo tiempo que Carricajo lo hace con Mecha Martinez, la dirigente social piquetera que interpreta a Nebe. “Siempre pienso que la película también es un documental sobre el encuentro entre Mecha y Elisa. Eso al momento de filmar está. El vínculo cruzado por el encuentro entre clases sociales está en la película”.


Abajo queda la jugosa charla completa para escuchar.