Feria de Editores 19'

Pasó la 8° edición de la Feria de Editores (FED) en el Konex. Circularon unas 14 mil personas dispuestos a encontrarse con más de 250 editoriales de distintos puntos de Argentina y Latinoamérica. ¿Por qué tiene tan buena concurrencia una feria de libros en tiempos de macrisis?

Víctor Malumián (Ediciones Godot) es uno de los fundadores y organizadores de la FED. En un contexto económico y social en que la industria del libro está en crisis y las pequeñas editoriales son las más perjudicadas, el crecimiento sin pausa de la feria parece una anomalía. No lo es tanto. Esta expansión (que se traduce en más editoriales y más convocatoria) obedece a un trabajo que no ha perdido su dimensión artesanal, pero tampoco le tuvo miedo a dar una salto para llegar más allá del círculo de lectores de siempre. “Fue creciendo muy paulatinamente. Muchos la descubren ahora en el Konex y piensan: ‘¡Que boom!’. Y no, fue muy paulatino”, dijo en conversación con Patologías Culturales, días antes de esta edición que confirmó lo que se esperaba: gran asistencia de lectores, 5 mil catálogos entregados, charlas abiertas donde quedó gente afuera y un buen saldo de ventas para la mayoría de las editoriales que estuvieron mostrando sus libros a lo largo de tres días.


“Nosotros tenemos una mirada tanto en la editorial como en la feria: mientras que no cambien el producto, lo que yo publico, los formatos en los cuales yo lo amplifico me parecen válidos”.

¿Puede ser un problema crecer? “Genera obligaciones, pero nunca puede ser un problema", respondió Víctor. En su análisis habla de un primer anillo de lectores intensos que ronda los 10 mil en todo el país. Más allá hay un segundo anillo que compra libros más desinteresadamente y debe andar por los 20 mil o 30 mil. "Bueno -nos dice-, ese segundo anillo circula por lugares que no son los solíamos circular nosotros y hay que generar condiciones para que esa gente se acerque. Si a ese tipo de público le decís que vamos a estar en una plaza, a la intemperie y sin baño, no va. Alguien puede decir: ‘Que careta, si la plaza es divina’... Está bien, pero ese público no va a ir”.


Vale recordar que las primeras cinco ediciones de la FED se hicieron en el auditorio de FM La Tribu. Cuando les quedó chico se mudaron a Santos 4040, que significó el paso intermedio antes de poner un pie en en el Konex en 2018. Ya terminada esta nueva edición, invitamos a escuchar reposadamente la charla donde hablamos de la situación del libro, de políticas culturales y de cómo se piensa un espacio donde lo primordial es el trato personalizado de siempre entre editor y lectores (que tanto se agradece).





Curaduría. “Nosotros aplicamos una curaduría bastante fuerte y bastante laxa en la FED, porque hay 250 editoriales. Los stands son muy baratos. La idea no es - bajo esta presunta democracia capitalista neoliberal- decir ‘cualquiera que lo pueda pagar entra’. Hay una serie de reglas: el stand lo tiene que atender el editor o la editora sí o sí, no puede pasar que pregunten algo sobre el catálogo y no lo sepan, tienen que ser catálogos que estén bancados por quienes lo publican y no por el autor o la autora. Lo que busca la FED es cierta horizontalidad donde Siglo XXI y Barba de Abejas tienen la misma mesa con la misma señalética e iluminación. Las mesas son todas las mismas. Se busca apagar todo lo que no sea el libro y la decisión estética detrás de un catálogo”.


Libreros. “Los libreros son nuestros aliados todo el año. Hay un entramado de librerías que laburan todo el año con nuestro catálogo”.


"Como editor es mi obligación que el libro llegue a todo el mundo. El problema es si yo dejo de vender a Voloshinov porque vende menos y me pongo a publicar a Espert porque vende más”

Que el libro llegue a todo el mundo. “Nosotros tenemos una mirada tanto en la editorial como en la feria: mientras que no cambien el producto, lo que yo publico, los formatos en los cuales yo lo amplifico me parecen válidos. Vale entrar a una cadena de librerías. A la inversa, sería como decirle a una librería chiquitita que no publique multinacionales. ¡Hay cosas buenísimas en las multinacionales! No comparto un montón de estrategias comerciales que ellos tienen y políticas de cómo copan mercados, etc; ¿pero vamos a negar a Juan José Saer porque está dentro del grupo Planeta? Entonces, sería como hacer ese pedido inverso. Yo creo en la excelencia que tienen todos los que están adentro de la feria editando. Como organizador de la feria, quiero que venga la mayor cantidad de gente posible, quiero que todos se den cuenta de que estas editoriales publican maravillas y que no hay necesidad de ceñirse a lo que publican las grandes. Como editor es mi obligación que el libro llegue a todo el mundo. El problema es si yo dejo de vender a Voloshinov porque vende menos y me pongo a publicar a Espert porque vende más”.


Políticas Culturales. “La Secretaría de Cultura de la Nación está en franca retirada. Está laburando más con un parche a través de subsidios del FNA que con políticas a largo plazo. Y no lo digo pensando en los países nórdicos, sino en Chile o Colombia que tienen una política”.


Crisis. “El precio del papel sube cuando sube el dólar. Cuando no sube el dólar, pero hay inflación sube también. Así que es maravilloso [risas]. Eso se debe a que acá hay dos pasteras y están… no quiero pensar que se llaman y se acuerdan los precios [risas]. Y lo otro que se da es que cuando desregularizaron todo, el papel que viene de afuera está arancelado. Entonces, si vos sos una editorial que imprime en Argentina para Argentina y en España para España, el costo en euros es exactamente el mismo. El otro problema es que acá la maquinaria que se usa para imprimir viene de afuera y no es que al imprentero le dan un crédito blando para que compre máquinas. No”.

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2023 by Bump & Beyond. Proudly created with Wix.com